miércoles, 27 de septiembre de 2017

Dianas contra cocheros en la Ciudad de los Parques

 Cayó otra gota de esperanza a mi corazón cuando una de mis colegas, periodista de la emisora Radio Angulo trajo la noticia:
“Nuevos ómnibus Diana se suman al transporte urbano en Holguín, ciudad capital de la provincia del mismo nombre al oriente de Cuba, como parte de la estrategia de mejorar paulatinamente este tipo de servicio a la población muy deprimido en los últimos años.
Estos 18 nuevos ómnibus Diana estaban previsto en el plan de inversión de la Dirección Provincial de Transporte en Holguín y serán destinados, en su mayoría, a reforzar las rutas de más demanda de pasajeros de este municipio capital” (antes de finalizar el año deben llegar el resto hasta completar 35 ómnibus)

Continúo soñando que un día se proclamará como Ley en mi querida Ciudad de los Parques la prohibición de que circulen coches tirados por caballos a lo largo y ancho de todas sus calles.
Si recurrimos a la elemental Wikipedia nos encontramos con el siguiente significado: “Animal de tiro o bestia de tiro” es la expresión con que se designa a los animales domésticos utilizados para la tracción animal o como animales de transporte…..surgió desde hace milenios cuando la Edad de los Metales posibilitó la tecnología de la rueda”.
 “También se utilizan para la tracción de aperos agrícolas, especialmente del arado, o como motor animal de molinos y otros artefactos”…labores en las cuales resulta vital contar todavía con la fuerza de los animales pues se trata de Cuba un país que no es desarrollado pero además con un bloqueo norteamericano que trunca las vías lógicas del desarrollo.
Lo que si no es lógico es que los coches tirados por caballos continúen siendo en la ciudad de Holguín uno de los principales medios transporte urbano para el traslado de pasajeros en una ciudad capital que hoy sobrepasa los 400 mil habitantes.
La fama de la ciudad más limpia se ve empañada cuando los alrededor de 660 coches (dato ofrecido al cierre de agosto, se estima existen unos 200 más de manera ilegal) atraviesan a diario las calles de Holguín dejando sus huellas mal olientes y antihigiénicas como peligro potencial para la salud de los ciudadanos.
A esto se suman las indisciplinas sociales de muchos cocheros que no respetan el orden público y como decimos en buen cubano “hacen lo que les da la gana”. ¿Qué existen los inspectores y las multas?, es cierto, pero estas medidas no son suficientes y en muchos casos ineficientes. De noche los gatos no están y los ratones de fiesta.
Al oscurecer un gran número de cocheros transforman su carruaje en opulentas “Discotecas Ambulantes” los temas más populares del hitparade internacional sobrepasan los decibelios admisibles para el oído humano y de los propios animales, aun me pregunto ¿Cómo el caballo escucha las ordenes de su dueño? Pocas pérdidas de vidas hemos tenido que lamentar ante tanta impunidad.
Felizmente en los últimos tiempos las máximas autoridades del transporte en el país y en la provincia de Holguín se han centrado en el empeño de revertir esta situación implementando nuevas alternativas como la llegada de los triciclos motorizados, de los cuales ya se encuentran 20 en explotación, acaba de llegar otro lote de 10 y se aspira antes de finalizar el presente año completar la cifra de unos 170.
También se hizo un estudio y existe una propuesta a nivel del Ministerio del Transporte para reducir el tiempo de espera de los nuevos ómnibus en las paradas así se agilizan los recorridos y se ahorra combustible.

Esto se traduce en el necesario reordenamiento de las rutas de coches y bicitaxis que dejarían de una vez y por todas de circular por las céntricas calles holguineras. Confío en el objetivo común de ver cada día más embellecida y saludable a la Ciudad de los Parques.

miércoles, 2 de noviembre de 2016

De cuando Colón llegó a Cuba



En ocasiones resulta inquietante el origen de algunas frases del lenguaje popular cubano que han sobrevivido a través de la historia ya sea de nuestro país como acontecimientos universales que han trascendido en la humanidad.

De cuando Colón llegó a Cuba,  es una de las maneras que tenemos los cubanos para referirnos a que algo está muy viejo.

Cristóbal Colón es una de las figuras más polémicas del mundo hispánico pues ha encontrado alrededor de su figura tantos defensores como detractores.



Lo cierto es que el almirante fue un aventurero que se adentró en el océano y lo cruzó al mando de tres naves incómodas y frágiles. Con esta hazaña Colón puso al servicio de la corona todo un mundo inexplorado y listo para ser explotado por España.


La gala de los refuerzos de la pelota no estuvo a la “Altura” de los aficionados cubanos.



El espectáculo deportivo más importante de la pelota cubana concluyó recientemente entre sabores y sinsabores. El plato fuerte que fue el juego de las estrellas una vez más dejó mucho que desear ante los aficionados que esperan de mayor emotividad y esfuerzo de los jugadores en el terreno.

Los jugadores veteranos aportaron mucho más al show del baseball cubano que los propios peloteros regulares, aun y cuando fueron convocados pocos días antes del citado evento.

Pero sin dudas el programa televisivo donde se escogieron los refuerzos de esta Serie 57 del pasatiempo nacional, como decimos en el lenguaje popular cubano “Le puso la tapa al pomo”.

Ante todo quiero aclarar que no soy comentarista deportiva, pero si me gustan los deportes y por supuesto como buena cubana sigo la pelota y a mi provincia Holguín representada por los Cachorros holguineros.

Es por eso que me duele ver la poca seriedad, la falta de preparación y profesionalidad que denotó la gala para escoger “Los refuerzos” a la segunda fase de la seria nacional. Si la comparamos con las anteriores puedo afirmar con toda seguridad que involucionamos.