lunes, 29 de abril de 2013

No lo salva ni el médico chino




Esta vez les propongo conocer algo más  sobre uno de los médicos más populares que ha existido en nuestro país, y de quien se originara la frase: -¡No lo salva ni el médico chino!

Pues les cuento que este personaje existió en la vida real y llegó a Cuba en 1854, con la oleada de migraciones chinas tan frecuentes por esa época, este médico se llamaba Chang Pon Piang, pero luego en nuestro país adoptó el nombre de Juan Chambombián.