viernes, 19 de diciembre de 2014

¡Esta vez si la hicimos! ¡Volvieron!





Por estos días es difícil estar ajenos a todo lo que acontece en materia de noticias sobre todo si se trata del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos y por supuesto del regreso a la Patria de Gerardo, Ramón y Antonio. Solo han  pasado horas de estás grandes nuevas y todavía causan conmoción las imágenes transmitidas sobre la llegada de estos tres hombres a la isla.
Me atrevo a asegurar que miles de cubanos dejaron caer alguna que otra lagrimita y lagrimones ¿por qué no? realmente estremecedoras las escenas del reencuentro abrazos y besos tan ansiados, nadie le quita la vista de encima a Gerardo y Adriana, pues podrían protagonizar una telenovela o un drama romántico donde al final los protagonistas si se quedan juntos y hasta tienen hijos.

martes, 7 de octubre de 2014

Haciendo un poquito de historia sobre el español en Cuba: lo que nos dejó la cultura Africana.



Con el asentamiento de los primeros núcleos de peninsulares en tierras cubanas se dio inicio a un período de transculturación e interferencia lingüística entre los conquistadores y los indocubanos. Las relaciones socio- económicas que surgieron entre los explotadores y los explotados sirvieron de fuente de intercambio.
 El español aprendió a reconocer y a denominar la exuberante naturaleza cubana con préstamos del lenguaje aborigen, el aruaco insular, muchos de los cuales se conservan hasta nuestros días. 
 A partir del siglo XVI se produce la inmigración forzosa hacia Cuba de una gran cantidad de esclavos procedentes de diversos lugares del continente africano. Estos esclavos, que hablaban diferentes lenguas, por lo que utilizan el español como lengua común para comunicarse entre sí y con sus amos. No obstante, también trataron de conservar su lengua nativa - la que adquiere un carácter sagrado- como forma de preservar sus orígenes.

miércoles, 27 de agosto de 2014

¿Por qué seguimos pagando justos por pecadores?


Esta es una frase muy popular entre los cubanos sobre todo cuando se aplica la ley de darle soluciones fáciles a situaciones complejas, es el caso de las nuevas normas aduaneras, luego de una temporada de bonanzas y libertades de importaciones, ahora se deroga la Resolución No. 320 de 5 de diciembre de 2011 y entrarán en vigor las nuevas regulaciones de la Aduana General de la República, contenidas en sus resoluciones 206, 207 y 208, y la 300 del Ministerio de Finanzas y Precios a partir del 1ro de septiembre.


Mediante las mismas se limita el número de artículos a importar y su valoración. Pudiera decir que muchos negociantes, perdón “trabajadores por cuenta propia” como los llamamos en Cuba que iniciaban dependían de estas importaciones, aun así todavía tengo la esperanza de que algún día abran los mercados de ventas al por mayor prometidos a los “cuentapropistas”.

martes, 19 de agosto de 2014

“Timbrar o dar un timbrazo”


Junto a mi, dos adolescentes conversan acerca de un tercer amigo, uno de ellos le dice al otro: -si no viene en cinco minutos “tímbrale” a ver si quiere venir. Este término para mí y para la inmensa mayoría de los cubanos tiene muy claro su significado, pero para el resto del mundo es algo muy extraño.


Entre cubanos llamar a un celular y dejar que suene par de veces para avisar a la otra persona que devuelva la llamada, generalmente desde otro teléfono que no sea un celular es algo muy común y a esta acción la hemos denominado “timbrar” o  “dar un timbrazo” y las conjugamos en disímiles formas (te timbro, me timbras, ¿le timbraste?) son algunos ejemplos.



miércoles, 29 de enero de 2014

“La punzada de guajiro”

Ya estoy junto a ustedes nuevamente para compartir alguna que otra frase que se desprende del lenguaje popular cubano, sobre todo esas frases que por su popularidad trascienden a través de los años. Esta vez les propongo conocer algo más sobre la famosa “punzada del guajiro”.

Haciendo un poquito de historia, como Cuba siempre ha sido un eterno verano, tal vez la necesidad de contar con líquidos refrescantes dio origen a que nos especializáramos en preparar muy buenos helados, sobre todo en las propias casas.