miércoles, 27 de agosto de 2014

¿Por qué seguimos pagando justos por pecadores?


Esta es una frase muy popular entre los cubanos sobre todo cuando se aplica la ley de darle soluciones fáciles a situaciones complejas, es el caso de las nuevas normas aduaneras, luego de una temporada de bonanzas y libertades de importaciones, ahora se deroga la Resolución No. 320 de 5 de diciembre de 2011 y entrarán en vigor las nuevas regulaciones de la Aduana General de la República, contenidas en sus resoluciones 206, 207 y 208, y la 300 del Ministerio de Finanzas y Precios a partir del 1ro de septiembre.


Mediante las mismas se limita el número de artículos a importar y su valoración. Pudiera decir que muchos negociantes, perdón “trabajadores por cuenta propia” como los llamamos en Cuba que iniciaban dependían de estas importaciones, aun así todavía tengo la esperanza de que algún día abran los mercados de ventas al por mayor prometidos a los “cuentapropistas”.