martes, 7 de octubre de 2014

Haciendo un poquito de historia sobre el español en Cuba: lo que nos dejó la cultura Africana.



Con el asentamiento de los primeros núcleos de peninsulares en tierras cubanas se dio inicio a un período de transculturación e interferencia lingüística entre los conquistadores y los indocubanos. Las relaciones socio- económicas que surgieron entre los explotadores y los explotados sirvieron de fuente de intercambio.
 El español aprendió a reconocer y a denominar la exuberante naturaleza cubana con préstamos del lenguaje aborigen, el aruaco insular, muchos de los cuales se conservan hasta nuestros días. 
 A partir del siglo XVI se produce la inmigración forzosa hacia Cuba de una gran cantidad de esclavos procedentes de diversos lugares del continente africano. Estos esclavos, que hablaban diferentes lenguas, por lo que utilizan el español como lengua común para comunicarse entre sí y con sus amos. No obstante, también trataron de conservar su lengua nativa - la que adquiere un carácter sagrado- como forma de preservar sus orígenes.