sábado, 18 de abril de 2015

¿Qué comemos los cubanos Congrí o Moros y Cristianos?



Uno de los platos principales de la cocina tradicional cubana y presente muy a menudo en nuestras mesas,es el  congrí.La emblemática Nitza Villapol autora de "Cocina al minuto", programa que gozó de mucha popularidad en Cuba, transmitido durante más de 40 años en televisión dijo del Congrí:



“Es una joya gastronómica esta insuperable mezcla de arroz con frijoles, saboreada por viajeros de todos los rincones del mundo y unas cuantas generaciones de cubanos, que sabiamente combina dos proteínas de origen vegetal”.

El congrí es típico de la cocina caribeña, en sus diferentes versiones lo podemos encontrar también en Haití, Puerto Rico, Santo Domingo,  las Bahamas y otras islas del Caribe.


Don Fernando Ortiz describió este guiso como de posible pero no probado origen africano. La forma de prepararlo y el nombre que le damos en Cuba pueden variar de una región a otra del país. Sobre esto, don Fernando Ortiz escribió que:


"Congrí es un vocablo venido de Haití; donde a los frijoles colorados se les dice congó; y al arroz riz, como en francés. Congrí; viene de la voz creole que significa «congos con arroz»".



Pero resulta curioso que el congrí no equivale al plato llamado “Moros y Cristianos”, para nosotros los orientales todo arroz mezclado con frijoles es congrí, sin embargo en otras provincias de Cuba sobre todo las del occidente diferencian el Congrí hecho típicamente con frijoles colorados de los moros y cristianos hecho con frijoles negros.  


Al congrí suelen echársele algunos trocitos de carne de puerco o tocino o chicharrones, pero sin exagerar pues no es lo común en el plato cotidiano cubano.


Aclaro esto pues cualquiera puede quedar engañado como  el escritor uruguayo Daniel Chavarría, quien cuenta que antes de viajar a Cuba por primera vez conoció el Congrí en una comida especial que le brindaron en la embajada de Cuba en Uruguay, su país de nacimiento.



Resulta que ese congrí tenía desde trozos de carnes de varios tipos hasta jamón y aceitunas y fue presentado como el plato típico de los campesinos cubanos.



Cuando Daniel Chavarría llegó a Cuba dice que lo primero que hizo fue visitar un restaurante cubano y cuando vinieron a hacerle el pedido, sin pensarlo dos veces pidió congrí y no quería más nada, el camarero con asombro le volvió a preguntar  si solo deseaba congrí y no un plato fuerte para acompañarlo y Daniel con su referente de la embajada cubana en Uruguay, respondió que eso, era suficiente.



Imagínense, al final aprendió la diferencia entre los dos platos, y con el tiempo también se enamoró de nuestro congrí, el típico, el común, ese que hace sonar miles de ollas de presión temprano en la mañana y que se hace con lo que tengamos a mano, pero sin dudas con mucho amor también.



No hay comentarios:

Publicar un comentario